Comprometidos con el medio ambiente, buscando el menor deterioro de este y a ser posible su regeneración para recuperar la biodiversidad dañada y minimizar el impacto negativo en la extracción y transformación de recursos.

Entendemos que los objetivos firmados a nivel gubernamental en materia de reducción de emisiones de CO2 y gases de efecto invernadero no son suficientes y nos auto imponemos niveles inferiores incluso a aquellos que nos otorgarían las certificaciones más altas en materia de eficiencia energética. Actualmente trabajamos para utilizar materiales cuya obtención se localice en un área circular de 125.000 km que tenga su centro en la obra. Otro criterio observado es el que nos determina las emisiones de CO2 generadas en el proceso extractivo, el proceso de transformación, es decir los trabajos que permiten convertir una materia prima en bruto en un producto final utilizable en obra, transporte e incorporación a obra.

La valoración de las fases de deconstrucción y de futuro reciclaje son objetivos de inmediata incorporación en los que aún estamos trabajando. En este sentido y con el propósito de aportar experiencia y aprender metodologías que nos acerquen a nuestro objetivo formamos parte del programa de investigación Houseful liderado por el instituto Leitat que tiene por objeto el estudio de soluciones y metodologías que permitan la circularidad de los edificios, es decir el máximo reaprovechamiento de los elementos y materiales constructivos.

Nuestro rol en este programa es el de aportar edificios piloto que pueden ser ejemplos y referencias de las soluciones propuestas.

Comprometidos con disminuir las emisiones de CO2, comprometidos con el uso de materiales de proximidad, comprometidos con no utilizar materiales tóxicos, etc…